Lady Susan / Los Watson: obras inconclusas de Jane Austen

Lo mejor es leer este libro en un agradable salón de té como Vailima, que se encuentra en el centro de Madrid. La luz natural y los colores tenues conforman el fondo perfecto para esta historia de intrigas de otro siglo. Foto: Zvonimir Ilovaca Leiro

 

Esta reseña de dos obras inacabadas de Jane Austen forma parte del reto #LeoAutorasOct

Este año mantengo el reencuentro con una escritora que tenía mucho tiempo sin leer: Jane Austen. A finales de 2016 le dediqué unos días a Emma, una novela que disfruté de principio a fin. Y ahora, como parte del club de lectura sobre esta autora, organizado por la revista Sensibvs, leí Lady Susan. Como la versión que conseguí en la biblioteca tenía también Los Watson, pues aproveché de devorar los dos textos.

Tal como señala una de las solapas interiores del libro, Jane Austen escribió estas dos obras durante su juventud, con la intención de divertir a su familia. Ninguna se publicó durante su vida. De todos modos, se trata de textos realmente divertidos y mordaces, que dan cuenta del estilo propio de la autora.

El ambiente sosegado y romántico de Vailima es perfecto para adentrarse en esta lectura divertida y ligera. Foto: Zvonimir Ilovaca Leiro

Lady Susan es una novela muy breve en formato epistolar, que registra el intercambio de cartas entre lady Susan, una viuda manipuladora e interesada, con una de sus amigas. La historia se va descubriendo también a través de las misivas que se envían unos conocidos de lady Susan, y, entre otras, las que comparte la protagonista con uno de sus pretendientes.

A través de las cartas, se descubre la hipocresía de lady Susan y sus verdaderas intenciones, y aunque se intenta crear cierta duda sobre la sinceridad de sus sentimientos, en realidad queda claro que el objetivo de la mujer es conseguir sus deseos a toda costa. Hay fragmentos que me hicieron reír mucho, sobre todo cuando la protagonista muestra su verdadera cara. Es inevitable divertirse con esas frases que destilan tanto veneno.

No queda claro si se trata de una novela más larga que no está terminada, o si es un texto breve que termina de forma abrupta con una conclusión que no sigue el formato epistolar. En todo caso, es una lectura muy agradable que, además, permite conocer las costumbres de la época y la cotidianidad de la gente de alta sociedad de Inglaterra, además de que explora el alcance y el efecto de las acciones malintencionadas.

Para acompañar la lectura, escogí un té de cítricos y flores, y una torta de chocolate. Se trata de una mezcla ideal, que hace alusión al carácter ácido de lady Susan, disimulado por una apariencia dulce. Foto: Ariana Guevara Gómez

En el caso de Los Watson, se nota aún más que se trata de una novela inacabada. La protagonista es Emma Watson, una joven que regresa a su modesta casa después de pasar varios años de educación con sus tíos, que tienen una buena fortuna. Como en las otras obras de Austen, aquí hay pretendientes, bailes, miradas y señales sutiles de enamoramiento. No se sabe el final por la propia autora, sino por una nota de la edición que hace referencia a lo que le contó Austen a su hermana Cassandra. Es una lástima, porque me quedé con ganas de leer más.

En definitiva, este es un libro que los fanáticos de la autora inglesa pueden disfrutar infinitamente. Pero también estoy de acuerdo con varios comentarios de mis amigos de Goodreads, que dicen que es una buena manera de acercarse a la prosa de la escritora por primera vez: este pequeño bocado del humor de Austen seguro animará a más de uno a sumergirse en sus obras más emblemáticas.


 

El fragmento

“Jamás me había sentido tan irritada, querida Alicia, como esta mañana al recibir una nota de la señorita Summers. Esa horrible hija mía ha estado intentando escapar del internado. No tenía la menor idea de que pudiera convertirse en un pequeño demonio —siempre pensé que había heredado el carácter apacible de los Vernon—, pero después de leer la carta en que le comunicaba mis intenciones en relación con sir James, trató de fugarse. Lo cierto es que no puedo explicarme su conducta. Supongo que pretendía ir a casa de los Clark, en Staffordshire, pues no conoce a nadie más. Pero la castigaré y no tendrá más remedio que casarse con él”.


Sobre la autora

Algunos datos biográficos de Jane Austen se pueden leer en la reseña de Emma


El dato

Lady Susan fue adaptada al cine: la película, dirigida por Whit Stillman, se llama Amor y amistad, que curiosamente es el título de otra de las obras de la juventud de Austen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *