Nuestras selecciones para el reto #LeoAutorasOct 2018

Foto: Fabiola Peñalba / Unsplash

 

El año pasado participamos por primera vez en el reto #LeoAutorasOct, creado en 2016 por un grupo de tuiteras españolas, con la intención de darle visibilidad a las mujeres escritoras. La idea es dedicar todo el mes a leer obras escritas por mujeres y compartir nuestras impresiones a través de las redes sociales.

Tenemos muchísimas lecturas pendientes, pero decidimos darle prioridad a las que mencionaremos a continuación.

Andrea

Jamás el fuego nunca de Diamela Eltit

Diamela Eltit acaba de recibir el Premio Nacional de Literatura en Chile. No conozco su obra y confieso que jamás había oído de sus libros. Después de investigar un poco, me llamó la atención Jamás el fuego nunca, una novela que cuenta la historia de una mujer atrapada en la dictadura y el fracaso de la revolución. Fue escogida por Babelia como una de las mejores novelas en español de los últimos 25 años. La autora tiene un prestigioso curriculum y excelentes referencias. Además, me parece un privilegio poder leer obras de autores contemporáneos y dejarse seducir por la posibilidad de contactarlos o verlos en algún evento.


Volver a casa de Yaa Gyasi

Tengo una deuda pendiente con este libro. Lo empecé a leer en mayo porque era la lectura asignada del club Ögugu y me estaba fascinando —la historia es realmente cautivadora—, pero lo tuve que regresar a la biblioteca antes de terminarlo y no lo pude volver a sacar desde entonces. Gyasi nos atrapa con la historia de una familia, haciendo saltos generacionales y contado un evento histórico y significativo en el mundo, la esclavitud, desde una perspectiva realmente única y personal. Necesito conocer el final.

 


Pájaros en la boca y otros cuentos de Samantha Schewblin

Esta autora argentina ha sido muy recomendada en mi club de lectura y aún no he leído ninguno de sus libros. Quiero empezar por Pájaros en la boca y otros cuentos, una compilación de textos crudos, incómodos y extraños, para conocer un poco el estilo de Schweblin. Según algunas reseñas que leí, sus historias cortas se leen muy rápido y cautivan al lector con mucho suspenso y situaciones fantásticas. Esta escritora ha tenido múltiples reconocimientos internacionales —Premio Casa de las Américas (2008), Juan Rulfo (2012), Narrativa Breve Ribera del Duero (2015), Premio Shirley Jackson (2018)— y actualmente reside en Berlín, donde dicta talleres literarios y construye nuevas obras.


En el tiempo de las mariposas de Julia Álvarez

Esta novela de ficción histórica ha estado en mi estante de libros sin leer desde hace un par de años. Quiero desempolvarla y sumergirme en la historia de las hermanas Mirabal y su lucha contra el dictador Rafael Trujillo en República Dominicana. Sé que será una lectura difícil, pero creo que es un acercamiento valiosísimo al legado y la valentía de estas heroínas latinoamericanas. Además, existe una adaptación cinematográfica con actores famosos —como Salma Hayek y Marc Anthony—que añaden emoción a mi interés por la obra de Álvarez.


Ariana

Quédate conmigo de Ayọ̀bámi Adébáyọ̀

Tenía que empezar esta lista con una autora africana, porque mi obsesión no ha hecho más que crecer en el último año. Se trata de la primera novela de la nigeriana Ayọ̀bámi Adébáyọ̀, que, por cierto, es nuestra lectura de octubre en el Club Ögügü. La historia tiene como protagonista a Yejide, una mujer que no puede tener hijos y que debe soportar las presiones de su familia, de la sociedad y de sí misma. La novela reflexiona sobre las relaciones familiares, la maternidad y, entre otras cosas, sobre “la fragilidad del amor conyugal”, como dice la contraportada del libro. Y todo enmarcado en el escenario convulso de la Nigeria de los años ochenta.


Binti de Nnedi Okorafor

Esta es la primera parte de una serie de libros de ciencia ficción, escritos por Nnedi Okorafor, estadounidense con orígenes nigerianos. La protagonista es Binti, una mujer que es admitida en la mejor universidad de toda la galaxia. Para aceptar el reto, Binti debe abandonar su hogar y acostumbrarse a una realidad que le es ajena. Por si fuera poco, para sortear las amenazas que se le aparecerán en el camino, deberá compaginar con inteligencia sus tradiciones y los conocimientos universitarios. Como dice la sinopsis, a través de este libro —que en 2015 ganó el premio Nebula a la mejor Novela Corta y en 2016, el premio Hugo en la misma categoría— se pueden entender cómo funcionan los prejuicios y cómo se configuran esos contactos con el Otro.


La campana de cristal de Sylvia Plath

Mucha gente me había estado recomendando a esta autora estadounidense, y ahora aprovecharé de leerla para otro club de lectura. Debo confesar que no he leído su poesía y no sé si sea aconsejable hacerlo antes de empezar esta novela semiautobiográfica. En todo caso, empezaré por este libro, que narra la depresión y el posterior tratamiento de Esther Greenwood, alter ego de la escritora. “Única obra narrativa de la gran poeta norteamericana, ésta es una novela sobre la adolescencia, un retrato de la artista adolescente y de las dificultades que debe salvar para encontrar un lugar propio en un mundo plagado de hostilidades”, dice la sinopsis de la editorial Edhasa.


Rotundamente negra de Shirley Campbell Barr

Hace unos meses, un amigo muy querido leyó el poema que le da nombre a este libro y me quedé fascinada. Tenía mucho tiempo con esa lectura pendiente, y creo que es el momento perfecto para descubrir esta colección de poemas que reflexionan sobre la poesía, sobre la identidad y los orígenes. Creo que puede ser muy interesante la visión de esta autora, que es descendiente de jamaicanos, nació en Costa Rica, y ha trabajado en varios proyectos culturales en países como Costa Rica, El Salvador y Honduras.

 

¿Qué opinas de nuestras selecciones? Si vas a participar en el reto o nos quieres acompañar con alguna lectura, cuéntanos en los comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *